Buscar
  • Sílvia Font Jansà

La rueda - La roda



Esta mañana he tenido una sesión con una chica.

Empieza la sesión notando una presión encima de la cabeza, y se pone la mano en horizontal, a una distancia de unos 5 cm.


Aparece un sueño, de cuando era pequeña. Ella está tumbada en la cama, el entorno inmediato es de confort. La estantería de la habitación está llena de cosas, muchas cosas.


La puerta de la habitación está abierta.


Percibe, però no la puede ver demasiado, que en el recibido hay una rueda, grande de plástico gris. Esta rueda avanza. Es gris o verde oscura. Ella siente miedo, miedo porque esta rueda puede aplastar.


Aparece otro elemento en el sueño que para ella es que se lo pasa bien, que se ríe.


Acaba apareciendo el estrés que está sintiendo, lo poco que a veces puede poner límites, el poco permiso que se da para parar, para “tumbarse en la cama”, el hecho de que si sí que puede hacer cosas que con las que se lo pasa bien, a veces siente una idea interna que le dice que esto no es productivo.


En el sueño, más adelantada la sesión le propongo que note qué quiere hacer. Quiere no hacerle caso a la estantería llena de cosas, quiere cerrar la puerta, quiere decirle a la rueda que “no le hace caso”. Aparece el darse cuenta de su capacidad de decisión. De que sí que puede ser actriz activa, ocuparse de ella y de su necesidad, también, de parar de vez en cuando.


¡Un regalo!



32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo