Buscar
  • Sílvia Font Jansà

Ha llegado el momento de la RE-EVOLUCIÓN

Después de este año y tres meses de obligatoriedad de la mascarilla en españa, tanto en espacios cerrados y abiertos, llegando incluso a tenerla que llevar aún estando a mucha distancia de otras personas o en espacios dónde raramente vaya a pasar otra persona en quizas las siguientes horas, creo que ha llegado el momento para la revolución.

Y que conste que esto lo escribo desde un pais en el que la politica de la mascarilla ha sido bastante diferente. Países Bajos.


Durante este tiempo se ha perdido la soberanía personal, de acuerdo, por un bien común. Se ha perdido la libertad de entrar en contacto, de respirar libremente, de salir de casa cuando se quiere, de poder hacer muchas cosas que un@ puede sentir que le conforman como persona. Ha sido un aprendizaje el ser y estar más que el hacer.


La falta de contacto, de la vida “normal” ha causado efectos negativos en muchas personas (también el covid.. esto lo doy por hecho), que ahora no quiero entrar a describir, porque ya se ha hablado bastante de ellos. A la vez, esta ha sido la oportunidad de ver que el trabajo a distancia es posible, también en España y también ha sido la oportunidad de sacarle otros puntos positivos a una vida más lenta, más hacia adentro (y lo mismo, no quiero entrar en detalles, ya se ha hablado bastante sobre esto.


Lo que quiero aportar ahora, es que estamos en el momento de hacer varias revoluciones. Cada un@ que sienta las que quiere hacer, aquí enumero algunas posibilidades:


  • Revolución de las sonrisas a cara descubierta

  • Revolución de la respiración consciente, de fijarte como respiras y respirar con toda tu capacidad.

  • Revolución del contacto, sin una pantalla por medio.

  • Revolución de ocupar tu espacio, de cogerte el espacio que necesites, teniendo en cuenta el que l@s otr@s también necesitan.

  • Revolución de una conversación relajada y sin prisas.

  • Revolución de poder decir lo que has sentido después de tanto tiempo de no ser libre en aspectos muy básicos (de acuerdo, por un bien común).

  • Revolución de sentir más amor que miedo. Porque el miedo bloquea, quita vida y energía para vivir.

  • Revolución del compartir.

  • Cada un@ que añada las suyas!


Seguiremos un tiempo con las alarmas puestas, porque es normal. Que poco a poco se puedan ir apagando y vayamos floreciendo con todo nuestro potencial.


Sílvia Font Jansà

Terapeuta Gestalt

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo